miércoles, 19 de marzo de 2014

Beberte los vientos.

la sed me ataca como tantos otros días
de sequía, en los campos sembrados de trigo
que son tus rizos.

juegas con tu trenza de espiga
y el sol se para en tu mirada, extasiado
y el mundo se apaga

solo existe tu luz
el manantial de vida que son tus labios
y mi sed.

No hay comentarios:

Publicar un comentario