lunes, 19 de agosto de 2013

Distancias (II)

He aprendido
a matarme
con lo poético
(del tabaco)
y la soledad
que destroza las arterias
con la presión
de la sangre
que no llega al corazón
ni llena de vida
sino de ausencia.

1 comentario:

  1. Epitafio pues, de lo que leo, visto que no puedo hacer otra cosa, he de decir; Muérdete la lengua si vas a quedar bien ahora, que igual mañana, te das cuenta de que solo quedaron cenizas por culpa de prender en llamas
    con palabras.

    Curioso estado de ilusión me entra cuando leo cualquiera de tus posts. Tienes una forma magnética de decir y expresar las cosas. Es un placer perderme entre tus líneas cada vez que te leo.

    Cuídate mucho, que la carótida no aguanta demasiados sustos por daños colaterales y destrozos directos.

    ResponderEliminar