lunes, 19 de agosto de 2013

Distancias (II)

He aprendido
a matarme
con lo poético
(del tabaco)
y la soledad
que destroza las arterias
con la presión
de la sangre
que no llega al corazón
ni llena de vida
sino de ausencia.