martes, 30 de julio de 2013

Vida en usufructo.

Quiero que me cubran
con la tierra,
ser el yantar de los gusanos,
devolver la vida
que me han prestado.
 
quiero que de mí nazca un árbol que alimente
y ser alimento;
que mi cuerpo deje su legado;
alimentar a mis hijos,
con los frutos que he tomado.
 
No quiero que aislen la muerte
de la vida,
en cajas de castaño;
no quiero que incendien los recuerdos
y los guarden, olvidados.

1 comentario:

  1. Incluso los besos que nos cubren son prestados. Qué bonito.

    ResponderEliminar