miércoles, 23 de enero de 2013

Herida.

Tus dedos son poesía por su espalda. Son la caricia y la fragilidad de su corazón. Lo vas a romper, la vas a romper. 
Tiene frío. Lo intuyes en sus gestos. Y sonríes. No sé si hoy lo disfrutas más que ayer, si el abrazo cercano la protege o la cautiva; no sé si tus ojos son prisión o carcelero. No lo sé. Pero me dice la niña, las emociones quebradizas y esclavas que me habitan, que tiene miedo a la pura irrealidad.

2 comentarios:

  1. Sus dedos dibujando símbolos misteriosos sin duda...

    Precioso, Muesli.

    ResponderEliminar
  2. Me gusta muschísmo tu blog, y ya te sigo!
    Enhorabuena! Escribes genial. Besos.

    PD: Espero que visites el mio: http://leerimaginarescribir.blogspot.com.es/
    Y que me aconsejes y me sigas, para que me hagas igual de feliz como yo te he hecho a ti.
    Gracias. Te espero.

    SOY TU SEGUIDORA Nº100!! FELICIDADES!!

    ResponderEliminar