viernes, 30 de noviembre de 2012

La helada.

Mira cómo se muere la flor. La flor bonita, cada vez más desvaída
más sola
     más triste.
Mira cómo se mueren sus labios rosas, de pétalos y dulcísimo néctar, almíbar brillante y meloso que viene a parar en mi boca, en mis labios de sus besos. Se destiñe su sonrisa. Aunque ella siempre busca el color. En el sol, en la vida. Pero están sus ojos tan llorosos... Mira, me muero yo, cada vez más ausente
más vacío
                 más innecesario.
Porque ya no avivo sus labios rosas. Se muere mi flor.

1 comentario:

  1. Me pregunto si en una vida pasada no fuiste escritora o una hermosa poetisa, porque los textos que escribes son realmente preciosos, maravillosos sin duda. Todos nacemos con un don, el tuyo son las palabras y la forma en la que consigues juntarlas.

    Sigue escribiendo así. Mucha suerte y cuídate.♥

    ResponderEliminar