miércoles, 1 de agosto de 2012

Su definición de magia.

Eres la flor escarlata que amenaza con volverse de fuego a los ojos de la niña joven, cuando el sol ataca a medio día y amodorra a los gatos que campan a sus anchas en la azotea.
Eres la flor escarlata y la estrella pequeña que se esconde entre los intensos brillos de la noche, sencilla, libre, independiente, fiera. 
Dulce muchacho... Tu sonrisa se hace un hueco en la ilusión que brilla en sus pupilas como un espejo. Tus palabras le desordenan el flequillo y le revuelven el pelo como el airecillo que sopla veraniego cuando eres flor de fuego.
Y tus ojos... Tus ojos pierden a la niña joven en los recovecos de tus pestañas, encuentran a la dulce muchacha y prenden la pasión escarlata.
La noche se arroja sobre vosotros y trae consigo una feria de luces bajo la que estallar en debilidad, un juego de lazos tan complejo que cuando estéis lo suficientemente cerca para odiaros ya no podréis escapar de sus eternos encantos.

1 comentario:

  1. Eres la flor que es dulce botón en el candor solar y florece con todo su esplendor en apasionantes noches de luna.

    Siento no pasarme por aquí tan seguido, pero tus escritos me encantan, y los leo cada vez que puedo, aunque muchas veces no comento.

    Besos de neón.

    ResponderEliminar