viernes, 3 de agosto de 2012

París.

Lo que nos asusta en realidad es saber que hay monstruos que también se esconden en nuestros armarios
y nos atacan en pijama;
y pervierten nuestras noches con pesadillas que vivimos despiertos.

1 comentario: