lunes, 6 de agosto de 2012

(Nosotros)

Nosotros, que somos sicarios de la soledad, secuaces de las sonrisas, de la sinceridad; seres siempre siervos del sudor, de estos senos míos que son suyos en las sábanas o en el salón: sexo de sobremesa, surtido de sinestesias en el brazo del sillón. 
Nosotros, que somos el sexto sentido, el sabio que ha sido, un suave sonido, el sorprendente silbido que rompe el sigilo.
Nosotros, que somos el solsticio del sufrimiento, soldado y sargento, santo sacramento y el suspiro sediento de Nuestro Señor.
Nosotros, que somos sagaces secretos sepultados en silencios, la sentencia sufrida en secuencias de somnolencia, entre luchas por la supervivencia; sábados saturados de sienas y sepias, sinfonía de sirenas singular y siniestra. 
Nosotros, que somos souvenir de lo sucedido, sufragio y suicidio; de lo sereno, superlativo.
Nosotros, que somos, somos la s del plural, la s de nosotros.

3 comentarios:

  1. Me encanta la entrada... Nosotros, somos lo que somos, solo así tendremos una imagen verdaderamente sincera el uno del otro.

    Besos <3

    ResponderEliminar
  2. Muy hermoso es tu blog!
    me encanto, el texto esta muy bueno.
    te sigo :).
    saludos desde mi castillo.
    www.mi-mundo-flash.blogspot.com.ar

    ResponderEliminar
  3. Tía, te encantarían los poemas de una chica que va mucho a las misceláneas del Café 7. Algún día te llevaré ;)

    ResponderEliminar