miércoles, 1 de agosto de 2012

Esta es la tierra donde la Luna nunca duerme.

En la noche negra, es protagonista en tres actos hasta que muere gloriosa el día 28. Durante el día, es rival del Sol. Se regodea ante la luz y se llama así misma invencible, aunque a veces se entrevé un velo donde se esconde para dormir sin que nos demos cuenta.
No quiere conocer la derrota porque es muy poquita cosa. Y Sol lo sabe, por eso la deja estar allí; su enorme corazón rojo le dice que la cuide, aunque lo odie, aunque lo quiera. Porque Lunita es pequeña y aunque lo que quiera es cobijarse de luz, no tiene claro que hay focos que no son salidas sino trenes que nos persiguen.

No hay comentarios:

Publicar un comentario