martes, 31 de julio de 2012

Veranos de incendio.

Tierra del fuego. Roja. Vencedora de hombres se levanta impasible. Su  presencia inunda de carisma el paisaje, indomable, arisco por naturaleza. Desierto. La breve vida, verde, alegre, nace esparcida a su suerte en las cenizas de sus antepasados.
Nación de volcanes ancianos, desplomados. Vencedora de la lluvia. Indomable. La aridez se expande en sus tierras; el sol hace justicia a su juicio y castiga al débil. La flaca vida ya no se alimenta y muere, arde sin velatorio, y ya forma parte de este cementerio construido en lava y soledad. La flaca alma vaga en forma de mirada en Tierra del fuego. Expectante. Vívida. Apasionada. Y adivino lo que piensas. Pero no quieras huir a Tierra del fuego. Es tan cruel como el país de los hombres.

No hay comentarios:

Publicar un comentario