sábado, 9 de junio de 2012

Preludio un nunca.

"Ella es esa chica que te sonríe en la biblioteca con una terrible ternura y vuelve tímida a sus libros, que hablan de nostalgia y de amores silenciosos"
-... ¿Y qué, Connor? -le escupe.
Se sumerge en el diccionario y elige algunas palabras, pasa las páginas, lo engulle una calma ficticia y responde con la mirada clavada en la suya:
-Que me comen los celos.

2 comentarios:

  1. "Terrible ternura" tandem magico para una sonrisa.

    Saludos almendrados ;)

    ResponderEliminar
  2. Me encantan todas y cada una de tus entradas. <3

    ResponderEliminar