martes, 1 de noviembre de 2011

La arquitectura de tus huesos.

En Barcelona, el gótico no es tan agudo como las espinas que en mi corazón claman tu ausencia.
Y Gaudí ha decepcionado a mi intención de explicar tus curvas imposibles.

Así que mejor será escaparnos a tu cuerpo.

No hay comentarios:

Publicar un comentario