lunes, 10 de octubre de 2011

No sé negarte que me encanta mirarte sin que te des cuenta y luego también me busques. Que más tarde nos toque disimular a los dos y hacernos creer a nosotros mismos que fue casualidad.

No hay comentarios:

Publicar un comentario