sábado, 16 de julio de 2011

Decadencia.

Encuentras la perfección cuando descubres en todos los defectos una virtud que otros no saben apreciar. Te llega el amor cuando crees en ello y el ritmo de los latidos de tu corazón es inversamente proporcional a la calma y delicadeza con las que recorre con sus caricias tu piel. Y así, súbita y estrepitosamente, rendido caes en la estupidez cuando decides cegarte con fantasías y negar la realidad.

No hay comentarios:

Publicar un comentario