viernes, 27 de mayo de 2011

Reflexiones para mi diario, D

El amor se va por una reacción química, como llegó.

El cariño es otra cosa, lo que se cuida y lo que más dura... o lo que menos, quizá.


Pero parece que ahora llegan, ambos, y que arraigan dentro de mí como un árbol centenario amarra sus raíces bajo la tierra, pero le hace falta un poco de primavera, un poco de color, algo que alimente a sus ramas para que no se las lleve el viento.
¿Me haces florecer más viva que nunca y te quedas a recoger los frutos todos los veranos?

No hay comentarios:

Publicar un comentario