miércoles, 16 de marzo de 2011

Vencida por la tentación.

Perdí en nuestro duelo de indiferencia cuando el orgullo nos ganó.

Sí, tú sabes fingir mejor. Pero ganada la apuesta, ¿qué tienes ahora que perder?
Acompáñame esta noche.

No hay comentarios:

Publicar un comentario