martes, 4 de enero de 2011

Los dioses, los mortales y yo.

Es humano sentirse superior a costa de otros, dicen, pero todos sabemos que sólo los dioses son superiores, aunque no se regocijan de serlo. 

Son los humanos lo que les tejen esa capa de narcisismo ególatra, que no les han pedido. Y cuando han amoldado la situación a su gusto, intentan imitarlos para alcanzar la "salvación".

No me gusta ser humana. Tampoco llevar capas: no soy superheroína de nadie

No hay comentarios:

Publicar un comentario