domingo, 5 de diciembre de 2010

Odio las excusas, odio las mentiras, pero sobre todo, odio las promesas.

(aunque ya sabes, a veces lo que odio no es por odio
sino por MIEDO )

No hay comentarios:

Publicar un comentario