domingo, 12 de diciembre de 2010

Facetas insalvables.

Las personas somos como un cubo de Rubik, ¿no crees?

Hay que ser pacientes y dar muchas vueltas hasta encontrar con su forma para conseguir perfilar cada una de sus caras de colores.

Quizá, te das por vencido antes de acabarlo, dándolo por imposible, por anárquico en la manera de actuar, que lo hace absolutamente incomprensible.

¿Tú te molestarías en resolverme?

No hay comentarios:

Publicar un comentario