jueves, 23 de diciembre de 2010

Bienvenido al vertedero del amor.

Mirando desde una cuna de pétalos, de buen olor a perfumes exquisitos, desde la inocencia, no es difícil ver el sufrimiento y notar que la vida apesta, por mucho que intentes disimularlo con tu mejor colonia.

No hay comentarios:

Publicar un comentario