domingo, 5 de diciembre de 2010

Entender una misma lengua no nos hace hablar un mismo idioma.

No hay comentarios:

Publicar un comentario