viernes, 17 de diciembre de 2010

Se parte, mi corazón se parte.

Ya no hay más capítulos.
Adiós, queridos lectores, siento haberos dejado a medias, pero el protagonista parece que se ha rajado al ver que podría haber sido algo grande, muy grande.

Crack.

No hay comentarios:

Publicar un comentario