domingo, 5 de diciembre de 2010

¿Se acabó la fiesta?

Confetis de colores se deshacen entre mis manos con aplomo

y me deshago yo.

Me he vuelto una oquedad de la vida. Cada vez más vacía.
Que sin ti, me quedo en cuerpo
roto
viciado
escaso

INNECESARIO

No hay comentarios:

Publicar un comentario