viernes, 24 de diciembre de 2010

Recordando diálogos en los que no intervine.


-¿De verdad que ya no quedan motivos para caminar sin mí?
-Únicamente uno, y es que algún día los tuve.

No hay comentarios:

Publicar un comentario