martes, 21 de diciembre de 2010

Pretérito imperfecto, simple.

Te sacudiste un poco y miles de partículas brillaron a tu alrededor, como una purpurina plateada, al desprenderse de ti.
Sonreíste. Tú también poseías esa magia.
Tú también tenías ilusión.

No hay comentarios:

Publicar un comentario