domingo, 5 de diciembre de 2010

Por algo se le llama nudo.

Toda historia tiene un principio y un fin, pero nunca sabes las vueltas que pueden darse en cada página, y a lo mejor, un personaje secundario toma el papel protagonista.

No hay comentarios:

Publicar un comentario