jueves, 23 de diciembre de 2010

Bye smiles.

A lo mejor algún día me reiré de esto y de lo estúpida que fui, por ponerme así en vez de aprovechar cada segundo.

Pero ahora, y por lo pronto, parece que durante mucho tiempo, esos segundos que podría aprovechar se corroen conforme pasan, intoxicándose de un ácido que me duele, intoxicándose de pasado.

No hay comentarios:

Publicar un comentario