domingo, 5 de diciembre de 2010

(adiós)

Rociar con gasolina y lanzar una cerilla encendida.
Mirar atrás por un segundo, dedicar una sonrisa y echar a andar.

(niña, nunca subestimes la fuerza del viento
y el sabor de las cenizas)

No hay comentarios:

Publicar un comentario