jueves, 30 de diciembre de 2010

31/12/10

Un gran día, dicen. ¿Se acaba un año?

Grandioso, ¿verdad? Unas pocas horas más me resultan bastante indiferentes.
Llénate esperanzas, si quieres pensar que será mejor este año que entra. Pero dilo siempre que necesites un cambio, hazlo con mañana, con la semana siguiente, con el próximo mes... O ahora mismo, ya puedes cambiarte. Cualquier momento de tu vida es bueno para cambiar, por supuesto; pero este convencionalismo del paso de ese treinta y uno al día uno solo hay una fracción de segundo. ¿En una fracción de segundo cambiará tu vida solo porque empieza otro año? Sabes que no.
Bueno, si quieres, hazte ilusiones. Aunque si prefieres que cambie tu vida, necesitas algún remedio desde ya.
No pongas esas estúpidas ganas en cambiar porque empiece un año, pónselas, si lo deseas, porque es beneficio para ti.

No te dejes llevar
más que por el corazón.

No hay comentarios:

Publicar un comentario